La Policía Nacional ha neutralizado un artefacto explosivo aparecido en un inmueble de la localidad palmera de Velhoco cuando sus propietarios, herederos del mismo, lo encontraron haciendo limpieza en una habitación.

La casa, una finca de campo, llevaba cerca de cincuenta años sin utilizarse y había sido propiedad de la madre de los actuales propietarios, que se acercaron a la misma para adecentarla para comenzar a utilizarla de nuevo. Es entonces cuando, haciendo limpieza, localizaron debajo de la cama un cohete antitanque de 88,9 mm de tipo militar. Acto seguido, salieron de la casa, la cerraron con llave cambiando el bombín y pusieron en conocimiento de la Policía Nacional los hechos.

De esta forma, los agentes pusieron en marcha el protocolo establecido y comunicaron a los miembros del TEDAX-NRBQ, encargados, entre otras cosas, de la desactivación de explosivos. Éstos se trasladaron al lugar, inspeccionaron el artefacto y determinaron que no era peligroso, lo que permitió trasladarlo a la base militar de El Fuerte, en Breña Baja, donde fue detonado de forma controlada.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.