Agentes de la Policía Nacional han detenido en San Bartolomé de Tirajana a un hombre de 43 años de edad, con antecedentes policiales por hechos similares, como presunto autor de un delito de estafa. El presunto estafador se hacía pasar por un trabajador del sector de la prevención de riesgos laborales, requiriendo el pago de diversas cantidades en concepto de cambio de botiquines y carteles de señalamiento a varios establecimientos. La Policía Nacional ha relacionado al detenido con estafas llevadas a cabo en las islas de Gran Canaria, Tenerife y Lanzarote.

La investigación se inició a raíz de las denuncias de varios empleados de diferentes establecimientos, que informaron que un individuo que se identificaba como técnico/inspector de prevención de riesgos laborales, les solicitó el pago de cantidades comprendidas entre los 60 y los 750 euros de dinero por el cambio de botiquines o diferentes carteles de señalización. El arrestado se ganaba la confianza de los empleados y les aseguraba que sus jefes o responsables eran conocedores de su visita.

La investigación policial determinó que, al menos 12 víctimas reconocieron a esta persona como presunto autor de las estafas, tras ser identificado por las mismas, llegando a estafar más de 3.000 euros en las islas de Gran Canaria, Tenerife y Lanzarote.

La operación policial culminó con la detención de un hombre de 43 años de edad como presunto autor de un delito de estafa, que fue localizado en el municipio se San Bartolomé de Tirajana y puesto a disposición de la Autoridad Judicial competente.

La investigación continúa abierta y no se descarta la aparición de nuevas víctimas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.