La Policía Nacional investiga la violación en grupo de una niña de 12 años en una casa abandonada de la localidad valenciana de Burjassot. Aunque todavía no se ha producido ninguna detención, los hechos se produjeron, según la información adelantada por el diario Levante-EMV, en la tarde del lunes, después de que la menor y una amiga quedaran con dos de los agresores a través de la aplicación de Instagram.

Según la denuncia de las menores, no conocían a sus presuntos agresores, por lo que al verse acorraladas pidieron auxilio a una tercera amiga. Fue esta la que advirtió de lo que estaba pasando a sus padres, que fueron quienes finalmente alertaron a la Policía Nacional.

Una de las menores fue violada en un primer momento por uno de los jóvenes. Posteriormente se presentaron en la casa otros cuatro chicos, que serían los que habrían violado en grupo a la segunda niña.

Tras ser alertados de lo que estaba sucediendo, los agentes de la Policía Nacional establecieron un dispositivo de rastreo para localizar a los agresores que se extendió no solo por Burjassot, sino también por los municipios cercanos de Godella y Rocafort.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.