Agentes de la Policía Nacional y del Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria en el marco de una operación contra el narcotráfico internacional procedieron a la incautación de 150 kilos de cocaína en un mercante de bandera griega que se encontraba fondeado en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria.

Esta nueva actuación viene a confirmar que el archipiélago canario es un punto clave en las rutas marítimas de mercantes que proceden desde Sudamérica y recalan para realizar escalas técnicas.

La investigación estaba motivada como consecuencia de la colaboración internacional y del análisis de embarcaciones sospechosas de transportar cargamentos de droga desde Sudamérica hasta Europa. 

Gracias a la colaboración de las autoridades policiales de los países de origen y destino, se puso centrar la sospecha en un mercante que ya había sido controlado en Colombia y Portugal, donde se intervinieron otras partidas de cocaína.

Agentes de Servicio de Vigilancia Aduanera procedieron a la inspección técnica del buque, el cual se hallaba fondeado en el puerto de Las Palmas, el pasado día 16 de mayo

Durante la inspección participó la Unidad de Subsuelo de la Policía Nacional con cuyo equipamiento técnico se pudo acceder al pozo de anclas donde se encontraba oculta la droga.

Una vez extraída la droga se procedió a su pesaje dando un resultado total de 150 kilos de cocaína.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.