Un Guardia Civil exento de servicio auxilió de forma vital a un jugador la mañana del pasado día 23 de abril de 2022 mientras se disputaba el encuentro de fútbol de la categoría juvenil C.D. Becerril y Gáldar en el campo de fútbol de la Atalaya (Santa María de Guía). Este se llevó a cabo ante la presencia en unos 200 aficionados, y en ese partido, se encontraba el Guardia Civil Borja González destinado en el Puesto de Agaete el cual realizaba en ese momento funciones de delegado de equipo del conjunto visitante Gáldar.

Sin embargo, cuando el encuentro deportivo estaba llegando a su final, se llevó a cabo una jugada fortuita entre jugadores de ambos equipos, cayendo al suelo el jugador del Becerril llamado Enrique de 17 años. En ese mismo instante el árbitro se percató de la gravedad de los hechos, por el que solicitó el auxilio inmediato del jugador, comprobando el Guardia Civil Borja como el menor se encontraba inconsciente, con una rigidez corporal y con claros síntomas de asfixia, momento en el que no dudó en iniciar las técnicas oportunas para este tipo de situaciones.

Intentando mantener la calma ante la presencia de los numerosos aficionados, jugadores y familiares, el Guardia Civil abrió la boca del joven, forzando la misma con ambas manos hasta conseguir su apertura para utilizar una cánula de Guedel, que siempre lleva consigo en su botiquín personal y que es vital en estos casos, sin dudar en ningún momento en colocársela, garantizando así la permeabilidad de las vías aéreas.

Esta actuación fue vital para recuperar al jugador ya que comenzó a respirar, momento en el que el agente exento de servicio le mantuvo en posición lateral de seguridad para controlar la situación hasta la llegada de los servicios de emergencias, que informó oportunamente de lo ocurrido a los sanitarios que trasladaron al jugador hasta el hospital, para su evaluación y posterior observación, siendo su recuperación muy favorable.

Se da la circunstancia que el único dispositivo o tubo orofaríngeo existente en todo el campo era el que portaba de forma personal nuestro compañero Borja y a pesar de la complejidad de su utilización, este no dudó en utilizarlo en base a los conocimientos que tiene al respecto, consiguiendo con ello poder salvar la vida al joven Enrique, deseándole desde la Guardia Civil su pronta recuperación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.