El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, a través del área de Urbanismo, ha iniciado el procedimiento de ordenación de las terrazas instaladas de manera temporal durante la pandemia tras el fin de las restricciones. Velando por el interés general, esta iniciativa busca proteger el entorno urbano y el orden público, dando al mismo tiempo seguridad jurídica a empresarios y vecinos.

El concejal de Urbanismo y Vivienda, Javier Doreste, ha mantenido este lunes un encuentro con representantes de las diferentes asociaciones de la hostelería y restauración de la ciudad en el que se han abordado cuáles serán los pasos a seguir, ya que el objetivo del Ayuntamiento es que sea un procedimiento consensuado.

En la reunión han estado presentes los portavoces de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo (FEHT) y representantes de las asociaciones de empresarios de Mesa y López, Triana, Vegueta y Santa Catalina.

El edil de Urbanismo, que ha escuchado las propuestas de los empresarios, ha explicado que los establecimientos tendrán un plazo máximo de dos meses para volver a la situación previa a la pandemia.

De esta forma, los establecimientos que quieran mantener sus terrazas podrán presentar su solicitud adaptándose a la ordenanza municipal. Estas se sumarán a aquellos locales que ya han ido registrando sus solicitudes conforme a la ordenanza y que ya están en tramitación.

Además, los establecimientos que tengan licencia de terraza, pero quieran ampliarla también tendrán que realizar dicho trámite.

“La ampliación de las terrazas durante la pandemia fue una medida excepcional para compensar las pérdidas económicas por las restricciones. Ahora, con la vuelta a la normalidad en los aforos es necesario ordenar y regular el espacio público para velar por el interés general, facilitando al mismo tiempo que aquellos locales que se adapten a los requisitos puedan mantener sus terrazas”, ha señalado Doreste.

“La idea es que se puedan sumar el máximo número posible de terrazas siempre y cuando cumplan con los requisitos de la normativa, la norma de accesibilidad y el derecho al descanso de los ciudadanos”, ha añadido.

Entre los aspectos imprescindibles que recoge la ordenanza municipal se encuentran no ocupar más del 50% del espacio público, respetar la ley de accesibilidad universal y no interrumpir el acceso a viviendas y comercios, además de mantener un paso de 1,80 metros desde la fachada hasta las mesas. Además, se solicitará a los establecimientos que presenten un plano de distribución de la zona.

En cuanto a las terrazas instaladas en las zonas de estacionamiento, el Ayuntamiento estudiará cada caso de manera independiente, que vendrá determinado en función de las condiciones de seguridad y tráfico de la vía.

El Gobierno municipal ha modificado la ordenanza para agilizar los trámites en la concesión de licencias en aquellos casos en los que sea posible. Con esta medida, se da cumplimiento al acuerdo adoptado por unanimidad el Pleno del pasado mes de marzo para dar más garantías jurídicas a las empresas del sector de la hostelería, favorecer el dinamismo económico y contribuir a una mejora de la convivencia ciudadana.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.