Una Agente de la Guardia Civil, el pasado día 30 de marzo, mientras se dirigía hacia su puesto de trabajo, se encontró a un menor en la calzada de la autopista en pijama y desorientado.

Imagen de archivo de la autopista TF-5

Mientras circulaba por la autopista observó que otros vehículos realizaban una maniobra brusca hacia el carril izquierdo, comprobando que por la calzada de la vía se encontraba un menor, descalzo, en pijama y desorientado, caminando por el lado derecho de la carretera.

La agente detuvo su vehículo e intentó hablar con el niño, el cual no hacía caso a sus indicaciones, por lo que continuó hasta ganarse su confianza, para así retener al menor y evitar que éste continuara por la vía, poniendo en grave riesgo su vida, teniendo en cuenta que los hechos sucedieron de madrugada, por lo que la visión era escasa, al ser aún de noche.

La agente participó a la Central Operativa de la Guardia Civil lo sucedido, teniendo conocimiento en ese momento que los padres del menor, habían denunciado su desaparición y se encontraban buscándolo, tanto ellos como agentes de la Policía Nacional, los cuales han sido los encargados de instruir diligencias.

Los padres del menor habían denunciado la desaparición, al comprobar durante la noche como el menor había desaparecido de la vivienda, dando la voz de alarma, presentando la correspondiente denuncia y comenzando la búsqueda del niño, tanto familiares como agentes de la Policía.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.