La consejera de Agricultura del Gobierno de Canarias, Alicia Vanoostende, admitió hoy en BTC la sucesión de contratiempos que han afectado al sector primario de las Islas en los últimos tiempos, comenzando con la pandemia de Covid-19 y terminando con la actual situación provocada por la guerra de Ucrania, la escasez de cereales y el incremento en el precio de los carburantes.

En medio, la afección a las fincas y granjas de la erupción volcánica en La Palma. Vanoostende definió a la situación como una “tormenta perfecta”, pero también pidió “serenidad para evitar el desabastecimiento en los supermercados”, dado que la cadena de distribución se mantendrá a pesar de una protesta que, afirmó, “no está respetando el derecho de los que quieren trabajar”.

La consejera también anunció más ayudas del Gobierno autonómico, así como del Ejecutivo central y la UE, para mitigar los efectos de la crisis de precios en el campo canario, y destacó que otras recetas pasan por la flexibilización de las importaciones para acceder a nuevos mercados de cereales. También pidió un pacto de precios para afrontar los problemas de los productores de leche, que reclaman un incremento de precios para hacer viables sus granjas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.