Durante la noche del pasado jueves, el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad (CECOES) 1-1-2 del Gobierno de Canarias recibía una alerta en la que se solicitaba asistencia sanitaria para un varón que había sido agredido en dicha calle y estaba inconsciente.

El 1-1-2 activó de inmediato los recursos de emergencia necesarios. Al llegar al lugar, el personal del SUC comprobó que el afectado se encontraba en parada cardiorrespiratoria por lo que le realiza maniobras de reanimación cardiopulmonar avanzada hasta la llegada al hospital donde falleció.

La Policía Nacional se hizo cargo de la investigación de los hechos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.