Una nueva colada de lava del volcán de La Palma ha discurrido hoy hacia el suroeste, ocupando nuevo territorio y destruyendo todo lo que ha encontrado a su paso, como el cementerio de Las Manchas, que ha quedado sepultado parcialmente, así como el núcleo de viviendas de Corazoncillo, en el municipio de El Paso.

Sobre este hecho, que ha sembrado de consternación a los vecinos del Valle de Aridane, el vulcanólogo Vicente Soler, experto del CSIC, señaló en BTC que esta nueva y destructiva colada ha «sorprendido» a los expertos, pues el frente sur de la erupción se había mantenido estable durante las últimas semanas, tras un primer aporte de lava que no llegó a afectar al emblemático camposanto de Los Llanos de Aridane. Por su parte, Miguel Ángel Morcuende ha admitido que la situación es «preocupante», dado que esta nueva colada está discurriendo en una zona de «mucha concentración urbana», en la que hay viviendas y edificaciones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.