El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación lanza el proceso de consulta pública, desde mañana, 29 de octubre, y hasta el 8 de noviembre, de la orden que flexibilizará la norma de comercialización de los plátanos producidos en la Isla de La Palma para dar salida a los plátanos que estéticamente estén dañados, pero aptos para su consumo.

De esta forma los plátanos, cuya epidermis esté afectada por las cenizas, pero cuya pulpa está intacta y, por tanto, garantizada su aptitud para el consumo humano, se podrán destinar a distribución gratuita, así como a los destinos de las retiradas contempladas en el marco del Programa de opciones específicas por el alejamiento y la insularidad (POSEI) para Canarias, entre otros usos, para evitar así el desperdicio alimentario.

La futura norma estará vigente, al menos, por un año, y podrá prorrogarse en función de la evolución de la situación.

Esta medida se suma a otras, también de índole económica, detalladas ayer por el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, al sector agrario y pesquero afectado por la erupción del volcán en su visita a la isla de La Palma.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.