El río de lava del volcán de La Palma, que cuenta con una boca eruptiva más y está a punto de alcanzar el mar, ha sepultado ya 166 viviendas y cubre 103 hectáreas de terreno, mientras siguen evacuados más de 5.500 vecinos, muchos de los cuales han perdido sus casas y todas sus pertenencias.

La aparición la pasada noche de una nueva boca volcánica en las cercanías del pueblo de Tacande, en El Paso, ha obligado a los servicios de emergencia a ampliar las evacuaciones y ha ralentizado el avance de las coladas de lava hacia el mar, su salida natural.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.