El jefe de vigilancia del Instituto Volcanológico de Canarias (INVOLCAN), Luca D’Auria, explicó hoy en la mesa de actualidad de BTC que la principal novedad del enjambre sísmico en la isla de La Palma es la mayor frecuencia de los fenómenos sísmicos y sobre todo la mayor cercanía de la intrusión de magma a la superficie de la isla, cuestión que justifica la adopción de medidas de vigilancia contenidas en el Plan de Vigilancia Volcánica de Canarias (PEVOLCA).

Los enjambres sísmicos de años pasados fueron detectados a veinte kilómetros de profundidad, mientras que los seísmos de los últimos días se encuentran a entre ocho y diez kilómetros. El experto en volcanes consideró posible que se produzca una erupción volcánica en La Palma “en los próximos meses, o años”, si bien dejó claro que los fenómenos volcánicos en Canarias son de naturaleza tranquila y solo han provocado daños en infraestructuras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.