La Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria ha detenido a un hombre de 29 años de edad por un presunto delito contra la seguridad vial en el Distrito de Ciudad Alta, tras ignorar las señales de tráfico y de los agentes poniendo en peligro al resto de usuarios de la vía.

El suceso ocurrió en la noche del miércoles cuando agentes pertenecientes a la Unidad Especial (GOIA- UE) patrullaban por la calle Joaquín Blume y  observaron como el conductor de un turismo marca BMW, al percatarse de la presencia policial, aceleraba su marcha. Este hecho levantó la sospecha de los policías quienes hicieron señales acústicas y luminosas para que detuviese el vehículo.

El conductor, lejos de atenuar la marcha de su vehículo, emprendió la huida a gran velocidad por diferentes calles la zona alta de la ciudad, sin respetar varias señales de Stop y varios semáforos en ciclo rojo, poniendo en grave riesgo a otros usuarios de la vía que tuvieron que apartarse o desviar su marcha para evitar colisionar.

A escasos metros de un semáforo situado en la avenida de Escaleritas, el vehículo frenó bruscamente bloqueando las ruedas traseras, momento en el que los agentes aprovechan la situación para situarse delante y bloquear su marcha.

El conductor emprendió la huida a pie hacia la calle Cronista Benitez Inglott, momento en el que uno de los agentes que inicia la persecución lo logra interceptar y detener su marcha sin oponer resistencia, siendo en esos momentos detenido y engrilletado.

Con el conductor responsable de la huida, circulaban dos ocupantes en el interior del vehículo, dos jóvenes varones de 23 y 22 años, los cuales, tras ser identificados, manifestaron a los agentes que para evitar que continuara huyendo el conductor activaron el freno de mano.

Por todo ello, el varón de 29 años de edad, fue detenido y tras la práctica de las correspondientes diligencias, puesto a disposición judicial.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.