En la tarde de ayer miércoles, unos 100 migrantes llegaron a la isla de Tenerife procedentes de Gran Canaria. Estos, intentaron llegar a Huelva cogiendo el barco que sale a la 1:00h del puerto de Santa Cruz de Tenerife.

La documentación que disponen les permite moverse entre las islas, pero no embarcar hacia la Península. Por ello, muchos han dormido en plena calle, otros, fueron alojados en un complejo turístico en el sur de la isla.

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, se desplazó hasta el muelle para hablar ante los medios de la situación: «Tenemos que lograr que continúen a la Península, si es lo que quieren, no dejarlos en la calle si ningún trato humanitario».

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.