El Ayuntamiento ha llegado a un acuerdo con la familia Plasencia para obtener la titularidad de dos edificios en la capital como pago de la sentencia. Dos edificios, el de la Consejería de Educación y el de Cabo Llanos, suman unos 55 millones de euros, el resto hasta los 95, los pagará en 14 años.

Patricia Hernández asegura que este litigio judicial es un ejemplo de lo que querían hacer desde que llegaron a gobernar en el consistorio, y afirma que “el dinero público se debe gestionar mejor que si fuera propio, con más diligencia. Si se quiere se puede, y además se debe”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.