El Ministerio de Educación recoge en 26 páginas el protocolo con las medidas de seguridad e higiene para prevenir la covid-19 para el próximo curso. Contempla que los menores de 10 años y sus profesores puedan ir sin mascarilla, se pueda dar clase en el parque y los alumnos coman en las aulas.

En la Conferencia Sectorial de Educación se plantea que todos los alumnos vayan al colegio y que los ratios sean de hasta 20 alumnos por aula. La distancia de seguridad se rebaja de dos metros a 1,5 para los mayores y ninguna para los pequeños.

Además, habrá un equipo covid-19 en cada centro educativo que garantice el cumplimiento de los principios básicos y que toda la comunidad educativa esté informada de su implementación. El juego estará pactado y dividido, reorganizando el tiempo de recreo y patio, aumentando los turnos.

¿Aceptará la comunidad educativa esta propuesta de Celaá? ¿Habrá suficiente profesorado y espacio, para que esas burbujas y distancias de separación sean una realidad? ¿Llegarán a tiempo los centros para adaptarse a todas estas medidas?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.