El portavoz del Gobierno canario, Julio Pérez, admite que el Ejecutivo se siente “responsable moral” de la situación en la que se encuentran los inmigrantes. Canarias, que aunque no tiene competencia en la materia, está gestionando la búsqueda de instalaciones donde alojar a los inmigrantes que llegan en pateras.

El Gobierno de Canarias está adaptando un espacio en el municipio grancanario de Agüimes y de una instalación militar en desuso en Tenerife. Con la pandemia de la covid-19 no se puede aplicar las repatriaciones que cumplen con la normativa ni permitir que estas personas sigan su viajes hacia el continente Europeo. La ruta marítima hacia las Islas Canarias acapara la mayor parte de llegadas de personas migrantes de forma irregular en la pandemia. Tener el espacio aéreo cerrado implica que todos los que lleguen en patera se tengan que quedar en Canarias, así se tendrá que activar un protocolo y buscar una salida.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.