Nissan ha anunciado el cierre de su planta de Barcelona, lo que implica la pérdida de 3.000 empleos directos y 20.000 indirectos.Esto supondrá un golpe devastador para la economía, la patronal Pimec calcula un impacto de 3.600 millones, y critica la falta de ambición de Generalitat para proteger a la industria y reclama respuestas “contundentes” para asegurar la ocupación. Pimec ha destacado que el sector de la automoción supone un 10,2 % del PIB de Cataluña y una actividad de 23.800 millones de euros.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.