Los esfuerzos por vigilar la propagación la covid-19, conocidos como rastreo de contactos, se están llevando a cabo en Estados Unidos mediante diferentes enfoques. Una plataforma Apple-Google diseñada con Bluetooth busca facilitar el rastreo de contactos digitales, permitiendo que los dos sistemas predominantes en el mundo puedan comunicarse entre sí.

Algunas instituciones están buscando un control centralizado a través de las agencias de salud y el uso de GPS, una fórmula rechazada por otras entidades por sus riesgos para la privacidad.

Al margen de las aplicaciones, se encuentran los rastreos de contactos mediante llamadas a las personas que corren riesgo de infección. Los expertos aseguran que la pandemia es tan desafiante que requiere una combinación de rastreo humano y digital.

Son expertos en vigilancia epidemiológica. Su labor, casi detectivesca, es crucial para trazar las cadenas de contagio y contener una nueva oleada de la pandemia ¿Cuántos rastreadores se necesitan para que la vigilancia sea efectiva? Según los expertos sanitarios, se recomienda que existan entre 15 y 30 rastreadores por cada 100.000 habitantes. Lo que equivale a 1 rastreador cada 3.300 habitantes. Si hacemos el cálculo, en Canarias tenemos una población de 2.153.000 habitantes, lo que equivaldría a unos 650 rastreadores. Y a nivel nacional, en España somos 47.000.000 habitantes, por ello necesitaríamos unos 14.200 rastreadores.

Pero también existen otros mecanismos de rastreo. En este caso el de las aplicaciones móviles. Canarias, dada su condición geográfica de archipiélago y como destino turístico reconocido en el ámbito mundial, ha sido el lugar elegido por el ejecutivo central para la puesta en marcha de este proyecto pionero.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.