Los alimentos y las bebidas no alcohólicas encarecieron un 4% respecto al mismo mes del año anterior, según los datos de inflación oficiales. El precio de los alimentos registró en abril subidas inusitadamente altas con la pandemia y el cambio en los hábitos de compra por el confinamiento social. Para encontrar un incremento interanual de esa proporción hay que retroceder hasta julio y agosto de 2013, cuando se dispararon un 4,4%.

Las menores existencias de fruta y verdura por falta de mano de obra en la recogida de productos del campo ha influido en el encarecimiento, que también se observa en los datos recogidos por la organización agraria COAG en alimentos frescos.

Cecapyme por su parte ve “irresponsable” un aumento de los porcentajes de mercancía, y máxime en la actual coyuntura, y considera que esta medida “aumentaría” el precio de la cesta de la compra en el Archipiélago.

La Consejería de Hacienda, con la idea de proteger la producción local, introduce esta imposición a numerosos productos que se importan en las islas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.