El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha confirmado la devolución de un lote de 9.000 test rápidos de coronavirus suministrados por una empresa china a España al no cumplir con el marcado CE de calidad.

La Embajada de China afirma que la empresa, Shenzhen Bioeasy Biotechnology, a la que el Ministerio de Sanidad había comprado estos test no tiene licencia oficial: “no ha conseguido todavía la licencia oficial de la Administración Nacional de Productos Médicos de China para vender sus productos”.

Estos test no funcionan bien, al presentar una sensibilidad del 30% cuando esta debería ser superior al 80%. Podrían dar falsos negativos, lo que provocaría que no se detectara a personas contagiadas. Los expertos piden seguir realizando las pruebas PCR, más lentas pero seguras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.