La desinfección de edificios, vehículos y lugares públicos, especialmente hospitales, se ha convertido en una labor imprescindible para frenar el coronavirus. Los productos que se deben utilizar son bioalcoholes y lejía, que debe estar diluida, es el mayor desinfectante y al alcance de cualquiera. Hoy estamos con una empresa que desinfecta locales y negocios y vemos cómo trabajan.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.