Francia toma medidas de choque más propias de tiempos de guerra. Objetivo: mitigar el impacto de la epidemia de Covid-19 en la economía nacional y en la vida de los ciudadanos.

Se suspenderá el pago de impuestos y cotizaciones sociales, de las facturas de agua, luz y gas, así como los alquileres. Otra medida importante afecta a los taxis y los hoteles, que estarán a partir de ahora al servicio de las necesidades del esfuerzo sanitario. Mientras, aquí en España, los sindicatos miran con deseo la aplicación de las medidas parecidas a las de Macron Pero, ¿La economía española tiene el suficiente músculo para aguantar este tipo de medidas y no enterrar nuestro futuro?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.