La empresa fue adquirida en mayo del año pasado por un nuevo gestor y está en concurso de acreedores. El futuro de una de las industrias más grandes de Canarias pasa por desbloquear los embargos que pesan sobre sus cuentas y conseguir inversores. Hoy hablamos con las dos partes.

Los trabajadores de la panadería llevan catorce días en huelga indefinida, una medida con la que tratan de hacer presión para que se paguen los atrasos. La empresa acumula atrasos de salarios que oscila entre los tres y siete meses. Llevan unos años atravesando por serias dificultades financieras. El descontento también viene porque, supuestamente, la empresa ha pagado una parte del salario solo a los empleados que no se han sumado a la huelga.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.