El Gobierno canario sigue adelante con su propuesta para introducir nuevos impuestos para frenar la contaminación y reducir la huella de carbono. Los nuevos impuestos gravarán la huella ecológica producida por actividades como el turismo, la industria y el transporte, actividades contaminantes. El Gobierno defiende la necesidad de la fiscalidad ambiental para obtener recursos con los que adoptar nuevas políticas de lucha contra el calentamiento global. La oposición en el Parlamento, CC y PP, atribuye “voracidad fiscal” al Ejecutivo y asegura que los nuevos impuestos lo único que harán será “arruinar a la gente”.

Fernando Enseñat, diputado del PP: Es un disparate pagar más impuestos. No se puede gravar aun más a nuestros sectores productivos y a las familias, asegura Enseñat. Por contra, Luis Campos, diputado de Nueva Canarias, asegura que es una de las estrategias para mitigar el cambio climático. “Le pedimos un esfuerzo a los que más contaminan”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.