Varios estudios aseguran que guardar un secreto puede provocar trastornos psicológicos en las personas. Que cuando alguien lo hace genera, de forma inconsciente, cierta vergüenza, ya que lo relaciona con algo prohibido. Todo esto hace que aparezca una crisis de ansiedad al no poder revelarlo. También es cierto que hay otras personas que lo llevan mejor y que se pasan la vida caminando por un camino de baldosas amarillas, pero en forma de mentiras…
Dicen que todos guardamos un secreto, un secreto inconfesable. Nuestros invitados vienen dispuestos a contar los suyos, a liberarse de esa carga que les oprime. ¿Y ustedes? ¿Tienen algo que confesar? Pues aprovechen, porque hoy en Las Historias de BTC es el día adecuado para ello…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.