Dicen que la libertad es el mayor tesoro que tiene el ser humano. Por ella se han librado muchas batallas, muchas guerras. Por ella muchos hombres y mujeres perdieron la vida. Por ella alguien como Clara Campoamor luchó para conseguir el sufragio femenino en España en 1933. Por ella, astrónomas como Hypatia de Alejandría fueron asesinadas. Por ella muchos homosexuales, como Harvey Milk, han llorado lágrimas de sangre.

¿Creen en la frase que dice que “tu libertad empieza donde termina la mía”? ¿Creen que tiene un precio y que hay que pagar por ella?

Hoy en Las Historias de BTC vamos a hablar con personas que han luchado y mucho por sentirse libres, por desterrar los fantasmas de su pasado y proclamar a los cuatros vientos su libertad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.