Revertir la legislación laboral que aprobó el Gobierno del PP en 2012 es el principal objetivo de la nueva ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. El Ejecutivo de coalición entre PSOE y Podemos se propone reformar el Estatuto de los Trabajadores para devolver los derechos sociales perdidos. La anulación de las leyes laborales aprobadas por el Gobierno de Rajoy solo exige mayoría simple, aunque el Ejecutivo aboga por el diálogo. La reforma laboral de 2012 abarató el despido, permitió el despido objetivo del trabajador de baja y quitó fuerza a los convenios sectoriales. Los sindicatos urgen al nuevo Gobierno a derogar la reforma, mientras que la cúpula empresarial considera que puede dañar a la economía española. La anulación de las leyes laborales aprobadas por el Gobierno de Rajoy solo exige mayoría simple, aunque el Ejecutivo aboga por el diálogo. La derogación puede ser total o parcial, es decir, solo de los aspectos más lesivos para los trabajadores; en el Gobierno hay varias sensibilidades.

Guillermo Mariscal, PP: “La reforma laboral trajo consigo una recuperación importante del empleo” Francisco Bautista, UGT: “Esta reforma ha sido lesiva”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.