El dueño de un catamarán varado en La Palma, detenido por una supuesta agresión con arma blanca de grandes dimensiones al vigilante de un hotel. El catamarán, que llevaba varios días varado en la Playa de Charco Verde, ardía en llamas. Mientras los bomberos sofocaban el fuego, el propietario cometía la supuesta agresión. La embarcación llegó hasta la playa porque el propietario, según afirmaba, iba a por tabaco.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.