Todo el mundo se prepara para decir adiós al 2019 y dar la bienvenida al 2020. Y siempre, cuando llegan estas fechas, nos hacemos promesas dispares. Nosotros nos preguntamos, ¿es cierto que año nuevo es igual a vida nueva? ¿Se puede cambiar de vida si uno se lo propone? ¿Podemos olvidar nuestras miserias pasadas y cambiarlas por alegrías venideras? Nuestros invitados de hoy vienen con la ilusión de cambiar realmente de vida, más allá de cambiar de talla de pantalón… Todos están dispuestos a desterrar la pena y las lágrimas y transformarlas en sonrisas con forma de arco iris y, sobre todo, tienen un mismo sueño, el más grande e importante de todos: ser felices.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.