La suspensión de un partido por insultos a un futbolista del Albacete supone un nuevo caso de intolerancia en las gradas. La novedad es que nunca se había parado un partido por estos motivos. Para mañana, colectivos independentistas radicales pretenden boicotear mañana la disputa en el Camp Nou del Clásico Barcelona-Real Madrid. Cada vez son más frecuentes los casos de insultos graves o mensajes de odio a cargo de aficionados en las gradas de los estadios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.