El aumento de la exclusión social está impulsando los trabajos precarios, familias que viven de la renta mínima, y una economía sumergida que se traduce en que 3 de cada 10 personas tenga un problema relacionado con la vivienda. Además, casi 500 mil hogares se han visto obligados a reducir los costes de electricidad, agua, y 400 mil personas se encuentren a las puertas de no tener ningún servicio básico por avisos de corte.

Los analistas Pepe Moreno e Isabel Saavedra, dan su punto de vista sobre esta situación que afecta a Canarias.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.