Vecinos del barrio de Triana en Los Llanos de Aridane (La Palma), sufren diariamente los malos olores procedentes del compost que se elabora en una parcela cercana a sus casas. Según nos cuentan, tienen que vivir con las puertas y ventanas cerradas, afectando incluso a su salud.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.