Los sindicatos lanzan la voz de alarma sobre la estabilidad del empleo en los hoteles canarios tras la quiebra del gigante británico Thomas Cook. “Los trabajadores de los hoteles temen que sus contratos no sean renovados y nos están preguntando cuál es su futuro, porque temen despidos inminentes”, afirma Francisco González, secretario de Hostelería y Turismo de UGT-Canarias. “Hay que mantener la conectividad aérea de Canarias, y eso costará dinero público”, sentencia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.